Urban Living Lab

Plataforma abierta y transdisciplinar de reflexión sobre el territorio, la ciudad y sus ciudadanos.

EN AGRADECIMIENTO A LAS LIBRERÍAS DE MI VIDA | Cristina Riera

Facebooktwitterby feather

A veces una necesita escribir de puro agradecimiento. Como el que siento hacia todas esas librerías que han formado parte de mi vida. Miro hacia atrás y de pronto tomo conciencia de que cada etapa de mi vida ha estado íntimamente ligada a una librería. Una librería que un buen día irrumpía en mi paisaje cotidiano hasta llegar a conocer cada pequeño rincón, a la que recorría con la mirada, con los dedos, con profundo respeto, tímida, curiosa, invadida por una mezcla de ilusión y nerviosismo. Lomos, títulos de esos de aplaudir, ese tacto delicioso, ese olor a papel, tinta, imprenta, esa portada que te pide llévame conmigo, ahora, este texto en la contraportada al que nadie en su sano juicio se podría resistir.

Esa niña impaciente por llevarse a casa el nuevo Alfaguara de la semana, ese de lomo naranja primero, rojo después. Esa inmensa decepción cuando aún no había salido ninguno nuevo. Enojo, diría incluso. Una librería llena de luz, como la que imaginaba salían de sus libros. No podía ser de otro modo.

De adolescente una librería atiborrada y semisubterránea. De esas en las que seguro, seguro se esconden libros clandestinos. A saber qué tipo de clandestinidad, pero clandestinos, seguro. …y tremendamente estupendos todos, por supuesto! Libros que requieren un poco más de esfuerzo, cosa que te tomas como un excitante y precioso reto. Sin haber leído muchos de esos libros seguro que jamás, jamás podrás hacerte mayor y relacionarte con adultos. Estás totalmente convencida. Tu hermano mayor te lo confirma.

De estudiante empieza el horror. Miles de libros por leer, obligatoriamente (siempre feo). Muchos de ellos llenos de imágenes en color, caríiiisimos, o bien descatalogados desde el año del diluvio. Empieza tu ocupación intensa de bibliotecas. Recuerdos de tardes en el suelo con libros abiertos, haciendo cola para lograr ese único ejemplar que toda la clase reclama. Entran en mi vida las librerías de referencia universitaria. Frías, perfectamente catalogadas, absolutamente impersonales y desprovistas de magia. Pero útiles, muy útiles.

Pero siempre queda lugar para esas librerías oasis. Esas en las que te perderías horas sólo por el placer de imaginar tras sus títulos y portadas. Esas en las que tienes que hacer un esfuerzo de autocontrol titánico para no arrasar con las estanterías y con tu economía. Librerías llenas de calma en una ciudad que ni mira. Que invitan a esconderte. Lugares donde parar el reloj por un momento. De donde saldrás con una compañía cuidadosamente elegida para ti misma, o para tus seres más queridos.

Lugares para dedicar o dedicarse mimos, con cariño y sin prisa. Un día entró en mi vida una librería diminuta, atiborrada de pilas de libros desafiando las leyes de la gravedad. Por donde desplazarse requería delicadeza y equilibrio. Pero que prometía horas y horas de lecturas imprescindibles. Donde el tiempo parecía haberse detenido, acogedor, íntimo. Lleno de amor por los libros, lleno de paz en la ajetreada y atiborrada ciudad.

llibreriastjordi3-2

Hay quien anuncia el apocalíptico fin de los libros impresos y de las librerías. Hay quien me tacha de antigua por aferrarme a mis libros. Hay quien reclama el fin de los intermediarios.

…a mí me resulta tan tremendamente gris, tan insoportable una ciudad sin mis librerías queridas… Gracias a todas ellas, y a los editores que han apostado por autores dejándose la piel en ello, a los libreros que seleccionan minuciosamente a quienes nos regalarán horas de compañía preciosa, de sacudida mental…, imprescindibles. Gracias.

Cristina Riera, 2015

Este artículo fue publicado el 23 de abril del 2013 en su blog personal “delirando un poco”

About Cristina Riera

Soy miembro del equipo directivo y coordinadora general del Festival de Cine Independiente de Barcelona L’Alternativa desde 1996, y co-coordinadora y gerente de La Caldera, Centro de Creación de Danza y Artes Escénicas.Además trabajo como gestora, consultora, comunicadora cultural freelance. He participado como profesora y ponente en diversos masters y encuentros profesionales (en temas diversos de gestión cultural, comunicación digital para proyectos culturales, crowdfunding, y otros), y desarrollado dinámicas colaborativas entre agentes culturales.Formé parte de la Junta Directiva de la Associació de Professionals de la Gestió Cultural de Catalunya (APGCC) entre 2011 i 2013.Anteriormente he participado en diversos proyectos de consultoría cultural para diferentes entidades e instituciones culturales. Trabajé en Trànsit Projectes como responsable del área de I+D, además de desarrollar consultorías y proyectos culturales, y ser miembro del consejo de dirección del Centro de Creación Can Xalant.Coordiné en dos ediciones el módulo de industrias Culturales del Máster de Gestión Cultural de la Universidad de Barcelona y he sido tutora de proyectos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Información

Artículo publicado el 12/10/2015 por en ciudadano, miradas y etiquetado , , , , .

colabora

Esta plataforma está abierta a la colaboración de cualquier persona o organización interesada en la investigación sobre el territorio y los entornos urbanos.
escríbenos en urbanlivinglab.net@gmail.com

archivos

Social Media

Visit Us On TwitterVisit Us On Facebook

Twitter

Visit Us On TwitterVisit Us On Facebook