Urban Living Lab

Plataforma abierta y transdisciplinar de reflexión sobre el territorio, la ciudad y sus ciudadanos.

EL CIELO SOBRE BERLÍN | Pia Chalamanch

Facebooktwitterby feather
Mural de JR, junto a Alexanderplatz

Mural de JR, junto a Alexanderplatz

Cuando solo me separan unas horas del cielo de Berlín empiezo a escribir este artículo. Y lo primero que me viene a la mente es Peter Falk, el genial teniente Colombo, mirando por la ventanilla de un avión y diciendo: Berlín. Es una de las primeras escenas de la película El cielo sobre Berlín, de Wim Wenders.

Cuando Peter Falk pronuncia Berlín, hace una pausa antes de decir el nombre de la ciudad y una pausa después. Y en su tono hay una solemnidad, mezclada con un punto de añoranza, de los momentos importantes. Es una solemnidad que nos anticipa que vamos a ver algo que merece la pena ser visto.

En mi recuerdo y en mi corazón siempre están esas dos pausas cuando pienso en la ciudad de Berlín o cuando paso unos días en ella como acabo de hacer ahora.

Dos pausas que también estaban en la mente de los artistas expresionistas del grupo Die Brücke cuando hace más de 100 años regalaron su particular mundo al mundo. Primero desde Dresde y después desde Berlín.

En la de las mujeres que en los años veinte bailaban vestidas de hombre en los cabarets de un Berlín más transgresor que París.

O en la de los miles de personas que se subieron al muro aquel 9 de noviembre de 1989 y echaron abajo un imposible.

Hace nueve meses, la noche del 11 de diciembre de 2014, gracias al artista italiano Blu, las dos pausas volvieron a estar presentes para devolver el alma a una ciudad a la que su anterior alcalde calificó en 2008 de pobre pero sexy, y que en los últimos años lucha contra la especulación inmobiliaria y la gentrificación para no convertirse en rica y aburrida, manteniendo vivo ese halo de libertad que ha hecho siempre de ella- siempre que la han dejado- un universo de ebullición creativa.

Esa noche del 11 de diciembre de 2014 Blu borró los dos grafitis más famosos de Berlín. Iconos de una ciudad lienzo llena de piezas de artistas urbanos internacionalmente reconocidos como los brasileños Os Gemeos, el francés JR, el también francés Victor Ash, el belga Roa, el americano Shepard Fairey, la francesa afincada en Barcelona Miss Van o la italiana Alice Pasquini.

Astronauta, por Victor Ash

Astronauta, por Victor Ash

Naturaleza muerta, por Roa

Naturaleza muerta, por Roa

Yellow Man, por Os Gemeos

Yellow Man, por Os Gemeos

Signo de la costa Oeste en el Berlín Este, por JR

Signo de la costa Oeste en el Berlín Este, por JR

Los grafitis borrados eran creación de Blu. Destruyó su propia obra pintando encima con pintura negra como protesta por un proyecto urbanístico de 250 viviendas de lujo.

Los espectaculares grafitis, de tamaño gigante y visibles desde lejos, se levantaban en el barrio turco: Kreuzberg – ahora de moda-, en dos murales frente a un solar en el que tenían que construirse los futuros pisos con vistas privilegiadas a las emblemáticas obras de arte urbano que iban a dar más valor al nuevo proyecto y que la constructora estaba utilizando como reclamo.

Los dos murales borrados por Blu, muy cerca de un antiguo paso fronterizo del muro de Berlín que separaba el Este del Oeste. Foto: Street Art BLN

Los dos murales borrados por Blu, muy cerca de un antiguo paso fronterizo del muro de Berlín que separaba el Este del Oeste. Foto: Street Art BLN

El solar era un descampado famoso en Berlín. Un lugar público y abierto, el único que quedaba junto al río Spree. Hasta que un inversor millonario compró el terreno y la policía desalojó en septiembre pasado a cientos de personas que protestaban por ello.

Dos meses después, Blu también decidió protestar. Y lo hizo a su manera. Con un arma poderosa y muy conocida entre los berlineses: creatividad.

Dicen que cuando pronuncias muchas veces un nombre, este acaba por perder el sentido. La repetición continua le roba el alma.

El sentido de Berlín nunca se pierde, por mucho que repitas su nombre.

Berlín, Berlín, Berlín, Berlín, Berlín, Berlín, Berlín…

Pausa.

Pia Chalamanch, 2015

About Pia Chalamanch

Licenciada en Periodismo, licenciada en Publicidad y diplomada en Egiptología por la UAB. Trabajo contando historias como creativa publicitaria. Y, cuando no trabajo, sigo contando historias.

2 Comments on “EL CIELO SOBRE BERLÍN | Pia Chalamanch

  1. Miquel Rodrigéz Pérez
    22/12/2015

    Despres de llegir aquest magnific article, m’agafaré dues pauses, una per posar-me en la pell de l’artista Italià i el dolor que debía sentir al destruir la seva obra i un altre pausa acompanyada d’un cafe, per començar a veura la pelicula”El cielo sobre Berlin”

    • Pia Chalamanch
      23/12/2015

      :))))) Gràcies! Espero que t’agradi la peli tan com em va agradar a mi! Jo crec que sí, que t’agradarà 🙂 Una abraçada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

colabora

Esta plataforma está abierta a la colaboración de cualquier persona o organización interesada en la investigación sobre el territorio y los entornos urbanos.
escríbenos en urbanlivinglab.net@gmail.com

archivos

Social Media

Visit Us On TwitterVisit Us On Facebook

Twitter

Visit Us On TwitterVisit Us On Facebook